Imitar la naturaleza, cascadas.

Se pueden armar en cualquier rincón del patio.
Por su diseño, no ocasionan manchas de humedad en la pared vecina.
No necesitan agua corriente y gastan poca electricidad.

Las cascadas se hacen sobre una pared de por lo menos 2 m de ancho, o en una esquina de 1 x 1 m. Se necesita una altura de 2,5 m.
Se monta sobre una estrutura de hierro tratada con antióxido y forrada con membrana.
Esa estructura de forma cuadrada se pone en una pileta de fibra de vidrio. Este recipiente tiene la ventaja de no provocar filtraciones, no rajarse ni fisurarse.
Además, no se pega al suelo ni es necesario romper los revestimientos.
Dos patas de la estrutura van dentro de la pileta y dos afuera, pero muy pegadas al borde. Se montan adentro de botellas de plástico llenas de concreto. el agua siempre
cae dentro de la pileta y nunca tiene contacto con el piso y las paredes.

Luego se tiene que unir la parte de atrás de la estructura con la pared por medio de dos aletas para que la cascada no termine cayéndose por el peso de las piedras.
Si la intención es colocar macetas en la parte media de la cascada habrá que construir perfiles en los costados. Una vez montada la estructura, que es hueca, se pone la bomba, la llave para regular la intensidad del agua y el caño de una pulgada y cuatro de diametro.
No es necesario conectarla a la red de agua de la casa.
Este mecanismo no gasta agua y casi no gasta electricidad.

Solamente, cada semana, se agrega un poco de agua a la pileta porque salpica o se evapora, pero no hay que tener una canilla abierta para que funcione.
La bomba se puede usar casi todo el día sin interrupción y sólo deberá apagarse por 4 horas.
Para levantar la cascada se necesitan aproximadamente 2 toneladas de piedras. Las indicadas para este trabajo son el cascarón de Balcarce, la piedra hueso y la popelín.
Estas últimas se usan para cascadas pequeñas o para interiores.
Hay que prever los espacios donde se pondrán las macetas.
Luego, se monta piedra sobre piedra y se las pega con concreto. Este trabajo debe realizarse por etapas porque las piedras se mueven. Deben calzar naturalmente sobre las superficies.
Una cascada de 2 m se puede construir en tres días, siempre que no llueva.
Para ponerla en funcionamiento habrá que esperar 20 días hasta que el cemento frague.
Esta instalación no molesta a los vecinos porque la conexión no se aplica sobre la pared, con lo cual si hay humedad en las paredes no sería ésta la causa.
En cuanto a la ubicación, no se aconseja ponerla cerca de árboles porque las hojas que desprenden pueden tapar la bomba.
De acuerdo a la elección del lugar, si tiene sol o sombra, se podrán elegir el tipo de plantas con las que se adornará.
Por poner un ejemplo de precios:
Una cascada como la que aparece en la foto cuesta $3000.- incluidas las mano de obra, bomba, luz y plantas. Se puede pagar en 3 cuotas de $1000.- c/u.

Estudio Cada Lugar